Airbag

Los airbag reducen el riesgo de sufrir lesiones graves en la cabeza y el tórax en ciertas colisiones. Si los sensores de colisión del vehículo detectan un impacto que supera el valor necesario para activar los airbag, la unidad de control de los airbag activa el generador de gas. En 30 a 40 milisegundos, éste infla los airbag del volante y del tablero de instrumentos delante del pasajero del asiento delantero (los airbag delanteros). Una vez inflados, estos airbag absorben energía del movimiento hacia delante de la cabeza y el tronco, y distribuyen sobre un área mucho más amplia las cargas resultantes. Al cabo de sólo 120 milisegundos, el gas se evacua y el airbag se desinfla. Reducir la magnitud del movimiento relativo entre la cabeza y el cuello ayuda a reducir lesiones, pero sólo se puede alcanzar una protección óptima si todos los ocupantes llevan puestos correctamente sus cinturones de seguridad – los pretensores de los cinturones de seguridad y los airbag forman parte de un sistema de seguridad altamente perfeccionado. Además de los airbag delanteros, también están disponibles los airbags laterales. (Véase también: sideguard)

Airbag Lateral

Los airbag laterales (también denominados airbag “torácicos”) se despliegan en el espacio entre la parte superior del torso y el revestimiento de la puerta en determinados impactos laterales. Junto con un cinturón de seguridad de tres puntos correctamente colocado, reducen la carga sobre las áreas torácica y pélvica. Los airbag laterales delanteros (y los traseros, si están instalados) suelen estar integrados en los respaldos de los asientos, y en consecuencia se hallan siempre en la posición correcta con respecto al ocupante correctamente sentado y sujeto, independientemente de la posición del asiento.

Airbag Lateral para la Cabeza y el Tórax

Los airbags laterales para la cabeza y el tórax instalados para el conductor y el acompañante proporcionan protección adicional desde la cabeza hasta el área de las costillas en determinados impactos laterales.

Unidad de control de los Airbag

La unidad central de control de los airbag suele estar ubicada en el túnel bajo la consola central, y contiene sensores para activar el airbag. Hay hasta seis sensores satélite de airbag ubicados en puntos donde se cruzan flujos de señales, funcionando en combinación con la unidad central de control para asegurar que el sistema de retención de los ocupantes sea activado correctamente y a tiempo. El airbag se dispara cuando el sistema mide un índice de aceleración o deceleración del vehículo superior al índice programado en la unidad de control. Si la aceleración o la deceleración no exceden el índice programado en el sistema, éste no se activará.

Sistemas de retención

Los sistemas de retención tienen el cometido de reducir o eliminar por completo el riesgo de lesiones de los ocupantes del vehículo. Por ejemplo, un sistema de retención para un impacto frontal consiste en los airbag del conductor y del acompañante, cinturones de seguridad correctamente colocados y, donde sea aplicable, limitadores de la fuerza del cinturón o pretensores de los cinturones de seguridad pirotécnicos y reposacabezas correctamente posicionados.

Atención al cliente